Banner Publicitario Empresas.-

Una isla que pertenece a Chile, perdida en el océano Pacífico y, según dicen, el lugar habitado más aislado del planeta. Está a 3.600 kilómetros de Chile continental y a 2.000 kilómetros de las islas Pitcairn, que tienen 50 habitantes. En Rapa Nui hay 6.000 habitantes, casi todos concentrados en Hanga Roa, la capital y única ciudad: “No estamos solos, estamos lejos”

Sus Moai ,símbolos de la cultura reflejan todo el poder y misticismo de la isla

Patrimonio Mundial declarado por la Unesco, una Isla Mágica que con sus bellos parajes es un regalo para la naturaleza. Rapa Nui se perfila como un destino de Cultura Viva y tradiciones, cuenta con playas privilegiadas óptimas para deportes como el surf y el buceo. Su rica gastronomía se expresa en el característico Atún que es preparado en diversas formas, empanadas, ceviches, y grillado entre otras.

Atardecer en Isla de Pascua

 

“Otro mundo en este mundo”. Así se lee en un cartel en Isla de Pascua o, mejor dicho, en Rapa Nui, que es como llaman los locales a su tierra, su cultura y su idioma.Un lugar que con su clima cálido es un destino accesible todo el año. Puedes arrendar bicicletas y realizar rutas de trekking que te permitirán descubrir bellos rincones que solamente puedes encontrar en Isla de Pascua.

Destino que se presenta como enigmático y misterioso en el horizonte de los viajeros, a Rapa Nui llega gente de todo el mundo que busca un cara a cara con los moai, esos gigantes de piedra de grandes cabezas y ojos que miran al cielo.La lejanía geográfica y el halo mágico que rodea a estas figuras resultan un combo potente que mueve turistas en un escenario que emana tranquilidad, que puede recorrerse en auto, en bicicleta o ciclomotor -se alquilan en el centro- y que también invita a descubrir caminando.

Con paisajes propios de una isla de origen volcánico, aquí el 43% de la superficie es parte del Parque Nacional Rapa Nui , también Patrimonio Mundial de la Unesco. Bienvenidos entonces a la Isla de Pascua, comencemos a explorar sus imperdibles.

Las impactantes figuras de los moai, la cultura rapa nui y la geografía de esta isla de Chile ubicada en medio del océano Pacífico.

Lugares para visitar en esta isla de enigmas

  • Museo Sebastián Englert :El museo fue inaugurado en 1973 y lleva el nombre del misionero capuchino alemán que llegó a Rapa Nui en 1935 Pero para quienes aterrizan en esta isla sin tener mucha idea de la historia y la cultura del lugar, el museo es una gran puerta de entrada y responde varios interrogantes,Cuenta con una colección de unas 1.500 piezas que resguarda el museo es parte del legado cultural: aquí se encuentra el único ojo original de coral encontrado en la isla; uno de los pocos moai femeninos y también varias figuras talladas en madera, fotos y biblioteca.
  • La Cantera : la fábrica de los moai y está en las laderas del volcán Rano Raraku. Es impactante. Los senderos zigzaguean entre figuras a medio hacer, excavadas en toba (tipo de roca volcánica, más fácil para tallar), figuras semienterradas, moai erguidos y otros volcados, inclinados, torcidos. Están desparramados por toda la zona, con los ojos marcados, pero no terminados, sin detalles. Los últimos toques decorativos se los daban una vez ubicados en su ahu.

  • Los 15 de Tongariki : El ahu Tongariki está a dos kilómetros de La Cantera. Son 15 moai alineados de espaldas al mar (todos miran hacia adentro, salvo los del ahu Akivi). Cada una de las figura es diferente: algunas más altas, otras más bajas, más gordas, más flacas, con pukao (tocado) o sin él.Tras una serie de guerras internas, para el siglo XVII todos los moai antiguamente erigidos en los ahu, estaban desparramados en el piso. A esto se sumó que en 1960 un gran tsunami en el Pacífico generó olas de hasta 11 metros que arrastraron los moai de este ahu en particular unos 100 metros tierra adentro.
  • Anakena, la playa : A 18 kilómetros de Hanga Roa, este es el lugar donde todo comenzó, donde empieza a contarse la historia de esta porción de tierra. Y digámoslo, prácticamente, la única playa con arena de la isla. Porque aunque estamos rodeados de agua, hay mucha orilla rocosa y con olas por todos lados. Muy cerca de Anakena, del otro lado del cerro, está Ovahe, una playa pequeñita, una cala, cuyo acceso requiere una caminata entre rocas. En este lugar se ven vestigios de cuevas y un antiguo crematorio ceremonial.
  • Las vistas de Orongo : Orongo es una aldea ceremonial -incluyendo varios petroglifos-, de adoración al dios Make Make, donde se desarrollaba la competencia para elegir, cada año, al hombre-pájaro, un líder. El lugar se usaba temporalmente, con el comienzo de la primavera.Lo que vemos hoy en Orongo, entonces, son restos de las casas de esta aldea ceremonial, una vista impactante del Pacífico y el cráter del volcán Rano Kau, cuya forma recortada sobre el mar es sobrecogedora.

 

Tapati , estamos de fiesta : Es una semana en la que las familias compiten por la elección de una reina que represente a la isla. El éxito de las candidata depende de la ayuda que reciba de sus clanes, familia y amigos en las distintas disciplinas, desde artesanías hasta bailes, canto , deportes , pesca de alta mar, buceo, carreras de caballos y una regata.

En Rano Raraku, por ejemplo, se realiza el Tau’a Rapa Nui o triatlón, que combina remo en bote de totora, maratón cargando racimos de plátanos y nado sobre flotadores de totora.

Otro desafío es el Haka Pe’i: jóvenes se deslizan a gran velocidad sobre dos troncos de plátanos unidos por varas de madera por una pendiente con una inclinación de 45 grados). Con vestimenta antigua y pintura en el cuerpo, los competidores luchan por recorrer la mayor distancia y quedarse con el primer lugar.

Una de las maravillas de conocer esta isla enigmatica

  • Atardecer en Tahai : En la explanada del complejo Tahai. Están los cinco moai de Vai Uri, el solitario del ahu Tahai y un moai reconstruido, con sus ojos abiertos y pukao, Ko Te Riku. También está la tumba del arqueólogo estadounidense Willam Mulloy, que ayudó a restaurar este sitio y vestigios de una antigua aldea con los restos de la casa-bote.Empieza a atardecer y el cielo cambia de colores. Las figuras de los moai se recortan en el horizonte.

 

Uno de los extremos de la Isla de Pascua (Fuente Imagen :Explora)

 

-Banner Publicitario Empresas-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingreso su comenatrio
Por Favor ingrese su nombre aquí